Estimados voluntarias de la Obra Punto Corazón y Hermanas Servidoras de la Presencia de Dios

Agradezco su presencia en Lanús, ayudando a los vecinos del barrio Villa Jardín.

Llevando su carisma, con entrega y dedicación, acompañando a esos niños tan carenciados.

Su apoyo solidario, la generosidad y servicio presencial son indispensables en esta Argentina tan complicada.

Ver a las Hermanas comprometidas, renunciando a las cosas del mundo, colocando sus vidas en servicio a los demás, con dedicación a los enfermos,

a los más débiles, llevándole fe y esperanza. Es ver a Jesús entre nosotros.

Son ejemplo de Fe, un llamado a la reflexión a todos nosotros.

Gracias nuevamente!!

 

A.C.

Argentino

Casado. Un hijo de 30 años.

Lanus Pcia. De BsAS. Argentina.