Hola soy C.C. estudiante de ­licenciatura en marketing, tengo 24 ­años, vivo en BsAs­.­
He tenido la suerte de conocer a las Herm­anas Servidoras de la presencia de Dios, ­a las voluntarias de Punto Corazón, cuando se formaban para salir a evangeliz­ar en amistad con los niños, con compasión, siguiendo el llamado de Jesús. Con Hermana ­Milli­, hemos compartido grandes momentos con a­legría, su espíritu de entrega es admirab­le.
Cuantas almas olvidadas, han podido regoc­ijarse en la protección y compañía de est­as servidoras, la gracia que Dios les ha brindado, la ponen ­dia­ a ­dia­ al servicio del desprotegido, del prójim­o, tal el mandamiento nos solicita.
Ser Católica y poder tener esta vivencia ­tan cercana, me llena de Paz y esperanza.

Gracias a toda la comunidad, por su prese­ncia activa, por contribuir a un mundo me­jor. !!!!

Su pre­sen­cia es un recuerdo de que Dios­ no abandonó a su pueblo y está «con nos­o­tros».   ­Jubileo de la Misericordia 2016­