Testimonio Punto Corazón

Mi nombre es C.B., tengo 34 años, soy hermana de L.B.quien es parte de las Servidoras de la presencia de Dios, y conozco Punto Corazón desde los 14 años.

Este movimiento ha sido muy significativo para mí. Pues en él conocí no solo a muchas personas de otros países, que con humildad visitaban el mío, sino a Jesús en cada uno.

Cuando Jovencita tuve oportunidad de visitar y participar en misas y rosarios en el barrio El Morro, en el punto San José en donde una veintena de niños se acercaba para jugar y rezar. Puedo afirmar, sin duda, que lo más maravilloso de esta experiencia es la humildad con que los voluntarios recibían a quienes querían compartir un juego, un dibujo, una merienda, a cambio simplemente de su amistad. Entonces me pregunté ¿Quiénes son estos jóvenes? ¿Qué hacen aquí? Y la respuesta fue sencilla y directa : son laicos que todavía creen en Jesús eucaristía por eso todos los días asisten a la misa, son jóvenes que rezan varias veces por día, que comparten la alegría de ver crecer a sus pequeños amigos, que viven en comunidad como aquellos que acompañaron a nuestro Señor hasta el final, no tienen la solución al flagelo del hambre y la pobreza, pero ahí están, en el fondo, en donde el hombre se vuelve miserable, triste, ahí están tendiendo una mano para que renazcan y piensen que todavía existe el MAÑANA.