Un joven me pregunto… ¿que aprendi; como lo vivo a eso que aprendi hoy?
Hola; soy E.L.. Hice mi experiencia como misionera; Amiga de los niños con Puntos Corazon. Mi destino fue Tailandia.
Fue un viaje de ida y no de vuelta; que marco en mi corazon: » Aqui estoy para amar”;  » estoy intentando aprender a amar…es un largo camino ».
Sabia y se que hay muchas cosas por hacer y que son pocas las que se hacen…. asi que yo decidi dar mi granito de arena y comence esta aventura de amar… Despues de recibirme de maestra jardinera; estudiando Lic. En Trabajo Social; fue que conoci el Punto Corazon en Bs As; pase solo un dia; pero ese encuentro abrio una puerta y comece la formacion. Durante un año viajaba para los encuentros.  Estaba muy entusiasmada, la oracion fue mi fortaleza ante las inquietudes y comentarios de los demas. Antes de partir pensaba en todo lo que podria perder y al regresar me encontre xon todo lo que gane; con todas las gracias que Dios me regalo.
Mi experiencia en Puntos Corazon ha transformado mi vision de la vida; he encontrado el sentido del amor en lo simple; en lo cotidiano; el valor de la amistad y de una sonrisa aun en las peores tormentas. Me ha ayudado a comprometerme a seguir en la busqueda de mi vocacion. Cuando me fui estaba de novia; fue un gran desafio; despues nos separamos y al tiempo de  regresar nos casamos. Dios ha obrado de forma silenciosa y admirable.
Estoy muy agradecida con la obra.
Actualmente participo de Escuela de Comunidad; me siento acompañada y que encuentro una guia para mi camino; que inicia una y otra vez vada dia.
Cada encuentro verdadero es un milagro y los rostros de los amigos de Tailandia atraviesan el mundo hasta mi corazon en cada oracion.
Ojala pudiera volver… hoy el desafio es hacer de mi pequeño hogar un refugio de amor… hoy una vez mas creo que  » aqui estoy para amar ».
Gracias!
Con amor’