A la comunidad de las Hermanas Servidoras de la Presencia de Dios,

A los voluntarios de Punto Corazón, amigos de los niños

Les agradezco su presencia diaria junto a los carentes y olvidados del mundo.

Por su amistad, compasión, y alegría. Por su apoyo espiritual a los mas oprimidos.

Por llevar la presencia Divina a los hogares más necesitados y darles esperanza.

Gracias, por elegir estar al servicio de los demás, con su carisma.

A.D.

Casado, 2 hijos.

Lanus .Pcia de Buenos Aires

Argentina

El amor al prójimo induce a practicar la misericordia con todos cuando están necesitados de ella.    Jubileo 2016.