Una palabra puede tener muchos significados, sinónimos, antónimos. Una palabra puede evocar muchos sentimientos (buenos o malos), muchas sensaciones, muchas imágenes.

Cómo expresar en palabras lo que es PUNTOS CORAZÓN para mi. Me voy a dejar ayudar por La Palabra.

La primer vez que escuche hablar de esta tan gran obra fue a través de un papelito en blanco y negro que invitaba a un retiro de formación. “El Reino de los Cielos se parece a un grano de mostaza que uno siembra en su huerta; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es más alta que las hortalizas; se hace un arbusto más alto que las hortalizas y vienen los pájaros a anidar en sus ramas” (Mateo 13, 31-35). A lo que se sumó la invitación de una gran amiga, la hna Diana. No sé si sabía bien a donde iba. Lo que si sabía es que en mi había un gran deseo de servir a Dios y de saber si era ahí donde me quería.

Dios como siempre me sorprendió. No fue ahí donde me quería, pero si me abrió el camino para compartir con sus hijos de Puntos Corazón (misioneros y consagrados) la espiritualidad de la COMPASION. Cada encuentro en los que participé, cada testimonio que oí, cada carta que me enviaron, cada foto que me compartieron hizo que en mi vida diaria pudiera vivir el amor a Dios y al prójimo, a pesar de mi nada y mis miserias. Fueron instrumentos, de los que se sirvió el Señor, para animarme y alentarme a vivir al estilo del Jesús. « Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo ». (Mateo 25, 40).

Lo que siempre me encantó fueron sus fotos. Siempre pensé que tenían fotógrafos profesionales que sacaban fotos bellas que me llenaban el corazón transmitiendo lo sucedido en esos lugares donde el AMOR de Dios es tan tan necesario, y adonde yo no podía llegar mas que con mi oración. Pero averiguando no era asi. A cualquier persona q lea esto la invito a ver fotos de Puntos Corazón: vean los rostros, nadie está posando y salen hermosas; nadie se vistió para la ocasión, y están bellos; miren los colores, la escenografía: puede ser uno de los barrios mas pobres del mundo, pero a uno lo lleva a alabar a Dios porque también ahí se hizo presente. Con una presencia, con su Presencia. Todo habla en ellas de Dios, a través de Puntos Corazón. Y por ello muchas veces puse esas fotos en mi casa, en mi agenda, en mi biblia… (a veces sin conocer siquiera quienes eran esos misioneros o consagrados) pero al verlas en mis quehaceres diarios, me hacen volver a mi centro, a Dios. Me hacen salir de mi misma.

Otra de las cosas que hacen que el corazón se llene de gozo por la presencia de Dios, es el trato que tienen entre ellos, como comunidad de verdaderos hermanos. “Si se aman de verdad, entonces todos sabrán que ustedes son mis seguidores” Juan 13:35

Hoy vuelvo a dar gracias a Dios por su obra, Puntos Corazón, por todo lo que me dio a mi y muchos otros, que solo Dios sabe pero de lo cual soy testigo.

P.P. de B.