Soy M.B., esposa de E.R. que es hermano de la hermana Liliana.

Vivo en la localidad de Chajarí, provincia de Entre Ríos en Argentina.

Tengo 34 años. Soy mamá de tres niños, Sofía (13 años), Joaquín (5 años) y Bruno (4 meses).

Además de la agotadora pero hermosa tarea de ser mamá soy profesora de Matemáticas en dos escuelas de mi ciudad. Trabajo todas las mañanas de 7 a 13 hs.

Lo que puedo contar, desde mi humilde lugar, de Puntos Corazón es que es una congregación católica y cristiana de hermanas, hermanos, sacerdotes y laicos misioneros que ofrece compañía y apoyo a las comunidades en las que se encuentran.

Colaboran con la enseñanza de catequesis, acompañan a personas que se encuentran solas o desoladas por diferentes situaciones que les toca vivir en su país, ayudan a familias que tienen niños a su cargo, trabajan con personas de escasos recursos pero tengo entendido que también con personas de alto poder adquisitivo, realizando obras que brotan desde el Amor, permaneciendo siempre en oración y con confianza en Dios.

Si bien la obra está distribuida por varios países, las personas que pertenecen a ella, en general,  dejan sus lugares de origen, sus familias (para formar una familia aún mayor) y entregan su vida completamente a la misión.

Hablando en particular de la hermana Liliana en nuestra familia, siento que cada vez que nos visita hace que uno sienta la presencia de Jesús más cerca, siempre aconsejando y guiando por el camino de la Verdadera Felicidad.