Points-Coeur Points-Coeur Points-Coeur
Points-Coeur Points-Coeur Points-Coeur

Quiero dar mi testimonio de lo que vivi en el Punto Corazón del Morro en Paraná Argentina. Allí encontré un grupo de jóvenes venidos de distintos lugares del mundo pero con una sola Misión, acompañar mediante la amistad, la misericordia y compasión a aquellos hermanos que sufren en cuerpo y alma. De aquellas visitas recuerdo con la ALEGRÍA lo que me contó María una mujer de 40 años pero que parecía de 50 o más por su modo existencial. Ella se había hecho habitué a rezar el rosario en el Punto Corazón. Tenía recuerdos del acompañamiento en sus enfermedades, pero su alegría mayor fue cuando requerida su presencia en el Punto Corazón al abrir la puerta ve el salón adornado y en la mesa una torta  » oh sorpresa  » ¿ eso es para mí ?.

Pienso que a veces las pequeñas cosas son las que ALEGRAN EL CORAZÓN, de las personas

Tengo que mencionar que soy la mamá de la hna Leticia Benetti y que siempre vi en ella su vocación de Servicio y de vivir el Evangelio amando a CRISTO en el hermano que sufre y sobre todo en los Niños, ha sido y es una hija ejemplar, pido al SEÑOR BENDIGA su misión y a las HERMANAS SERVIDORAS DE LA PRESENCIA DE DIOS .

M.D.A.

Paraná, Argentina