Puntos Corazon: nuestros hijos están creciendo gracia a la amistad con los voluntarios del movimiento